Reconstrucción de Senos

La reconstrucción de un seno que ha sido removido debido a cáncer u otras enfermedades es uno de los procedimientos quirúrgicos más gratificante disponibles en la actualidad. Las nuevas técnicas médicas y los aparatos actuales hacen posible que los cirujanos creen un senos que puede tener una apariencia y forma cercana al seno natural. Frecuentemente, la reconstrucción de senos es posible inmediatamente después de la remoción del seno (mastectomía), de manera que el paciente se despierta con su nuevo seno en su lugar, evitando la experiencia de verse a sí misma sin el seno que fue removido.

Pero tenga en cuenta que la reconstrucción de senos después de la mastectomía no es un procedimiento simple. Frecuentemente existen muchas opciones para considerar cuando usted y su doctor exploran qué es lo mejor para usted.

Esta información le dará un entendimiento básico del procedimiento –cuándo es apropiado, cómo se hace, y qué resultados puede esperar. No puede contestar todas sus preguntas, ya que muco depende de sus circunstancias individuales. Por favor asegúrese de preguntarle a su cirujano si no comprende algo acerca del procedimiento.

Las mejores candidatas para la reconstrucción de senos

La mayoría de las pacientes de mastectomía son médicamente apropiadas para la reconstrucción de senos, muchas al mismo tiempo que el seno es removido. Sin embargo, las mejores candidatas son mujeres cuyos cánceres, tanto como pueda ser determinado, parecen haber sido eliminados con la mastectomía.

Aún así, existen razones legítimas para esperar. Muchas mujeres no se sienten cómodas considerando todas las opciones mientras están luchando para sobrellevar el diagnóstico de cáncer. Otras, simplemente no quieren someterse a ninguna cirugía que no sea absolutamente necesaria. Algunas pacientes podrían ser aconsejadas por su cirujano a esperar, particularmente si el seno va a reconstruirse en un procedimiento más complicado, utilizando colgajos de piel y tejidos subyacentes. Las mujeres con otras condiciones médicas, tales como obesidad, alta presión sanguínea, o fumadoras, también podrían ser aconsejadas a esperar.

En cualquier caso, informarse sobre sus opciones de reconstrucción antes de la cirugía puede ayudarla a prepararse para una mastectomía con una mirada más positiva hacia el futuro.

Todas las cirugías conllevan cierta incertidumbre y riesgos

Virtualmente cualquier mujer que debe perder un seno por cáncer puede reconstruirlo a través de la cirugía reconstructiva. Pero hay riesgos asociados con cualquier cirugía reconstructiva y complicaciones específicas asociadas con este procedimiento.

En general, los problemas usuales de la cirugía reconstructiva, tales como sangrado, acumulación de fluidos, tejido de cicatriz excesivo, o dificultades con la anestesia pueden ocurrir, aunque son relativamente poco comunes. Y como con cualquier cirugía, las fumadoras deben ser avisadas de que la nicotina puede retrasar la curación, resultando en cicatrices notorias y una prolongada recuperación. Ocasionalmente, estas complicaciones son lo suficientemente severas para requerir una segunda operación.

Si se utiliza un implante, existe una posibilidad remota de que se desarrolle una infección, usualmente dentro de las primeras dos semanas después de la cirugía reconstructiva. En algunos casos, es necesario remover el implante por varios meses hasta que la infección finaliza. Más tarde puede insertarse un nuevo implante.

El problema más común, la contractura capsular, ocurre si la cicatriz o la cápsula que rodea el implante comienza a tensarse. Este apretón del implante blando puede hacer que el seno se sienta duro. La contractura capsular puede tratarse de varias maneras, y a veces requiere o la remoción o la estriación del tejido de la cicatriz, o quizás la remoción o reemplazo del implante.

La reconstrucción no tiene efectos conocidos en la recurrencia de la enfermedad en el seno, ni tampoco interfiere generalmente con el tratamiento de quimioterapia o rayos, si el cáncer recurriera. Su cirujano podría recomendar la continuación de mamogramas periódicos tanto en el seno reconstruido como en el que permaneció normal. Si su reconstrucción involucra un implante, asegúrese de ir a un centro de radiología donde los técnicos tengan experiencia en las técnicas especiales requeridas para conseguir rayos-x confiables de un senos reconstruido con un implante.

Las mujeres que posponen la cirugía reconstructiva podrían pasar por un período de reajuste emocional. Así como tomo tiempo para acostumbrarse a la pérdida del seno, una mujer podría sentirse ansiosa o confundida cuando comienza a pensar al seno reconstruido como suyo propio.

Planeando su cirugía

Usted puede comenzar a hablar de la reconstrucción tan pronto como es diagnosticada con cáncer. Idealmente, usted querrá que su cirujano de senos y su cirujano plástico trabajen juntos para desarrollar una estrategia que la pondrá en las mejores condiciones posibles para la reconstrucción.

Después de evaluar su salud, su cirujano le explicará cuales son las opciones reconstructivas más apropiadas para su edad, sus salud, su anatomía, sus tejidos y sus metas. Asegúrese de discutir sus expectativas francamente con su cirujano. El o ella debería ser igualmente franco con usted, describiendo sus opciones y los riesgos y limitaciones de cada una. La reconstrucción post-mastectomía puede mejorar su apariencia y renovar su confianza en usted misma –pero tenga en cuenta que el resultado deseado es la mejora, no la perfección.

Su cirujano también debería explicarle la anestesia que utilizará, las instalaciones en donde se llevará a cabo la cirugía, y los costos. En la mayoría de los casos, las pólizas de seguro médico cubrirán la mayor parte o todo el costo de la cirugía reconstructiva post mastectomía. Chequee su póliza para asegurarse de que está cubierta y para saber si existe alguna limitación en qué tipo de reconstrucción estaría cubierta.

Preparándose para su cirugía de senos

Su oncólogo y su cirujano plástico le darán instrucciones específicas de cómo prepararse para la cirugía, incluyendo qué comer, sobre fumar, y tomar o no ciertas vitaminas y medicaciones.

Mientras hace los preparativos, asegúrese de que alguien la lleve a su casa después de la cirugía de senos y que la ayude por algunos días si fuera necesario.

Dónde se practicará su cirugía

La reconstrucción de senos usualmente involucra más de una operación. La primera etapa, ya sea realizada al mismo tiempo que la mastectomía o más tarde, normalmente de realiza en un hospital.

Los procedimientos subsecuentes también podrían realizarse en un hospital. O, dependiendo de la extensión de la cirugía requerida, su cirujano podría preferir instalaciones de cirugía ambulatoria.

Tipos de anestesia

La primera etapa de la reconstrucción, la creación de la masa del seno, casi siempre se realiza usando anestesia general, de manera que usted dormirá durante toda la operación

Los procedimientos subsecuentes podrían requerir sólo anestesia local, combinada con un sedante para adormecerla. Usted estará despierta pero relajada, y podría sentir alguna molestia.

La Cirugía

Mientras que existen muchas opciones disponibles para la reconstrucción post mastectomía, usted y su cirujano deberían discutir cuál es mejor para usted.

Expansión de la Piel. La técnica más común combina la expansión de la piel y la inserción subsecuente de un implante.

Después de la mastectomía, su cirujano le insertará un globo expansor debajo de su piel y el músculo de su pecho. A través de un pequeño mecanismo consistente en una válvula enterrada en su piel, le inyectará periódicamente solución de agua salina para llenar el expansor gradualmente durante varias semanas o meses. Después de que la piel en el área del seno se ha estirado lo suficiente, se podría remover el expansor en una segunda operación y se insertaría un implante más permanente. Algunos expansores están diseñados para ser dejados en el lugar como el implante final. El pezón y la areola, se reconstruyen en un procedimiento subsecuente.

Algunas pacientes no requieren la expansión preliminar de los tejidos antes de recibir un implante. En esas mujeres, el cirujano procederá a insertar un implante en un primer paso.

Después de su cirugía

Usted podría sentirse cansada y dolorida por una semana o dos después de la reconstrucción. La mayor parte de sus molestias pueden ser controladas con medicación prescripta por su doctor.

Dependiendo de la extensión de su cirugía, podrían dejarla irse del hospital en dos a cinco días. Muchas opciones de reconstrucción requieren un drenaje quirúrgico para remover el exceso de fluidos de los sitios operados inmediatamente después de la operación, pero estos serán removidos dentro de la primera semana o dos después de la cirugía por cáncer de mamas. La mayor parte de los puntos son removidos en una semana o 10 días.

Leave a Reply

Su dirección de correo electrónico no será publicada.