Implantes faciales

cirugía del mentónLos implantes faciales se usan para mejorar el contorno facial. Frecuentemente estos implantes ayudan a dar un balance mas armonioso a sus rasgos faciales de forma que se sienta mejor con su aspecto.

Hay muchos implantes disponibles, confeccionados con una amplia variedad de materiales. Estos implantes pueden enderezar la línea de la mandíbula, adelantar un mentón o los pómulos, contribuyendo a balancear el resto de la cara.

Este texto describe algunos de los implantes faciales disponibles así como las técnicas para su uso. Con estos datos puede familiarizarse con estos procedimientos pero para mas detalles que pueden ser relevantes en su caso particular es preferible que la información sea personalizada.

 

 

 

 

 

 

 

¿Qué podemos esperar de un implante facial?

Los implantes faciales pueden mejorar su apariencia y su autoestima, por lo que si está buscando una mejoría, no la perfección, de su aspecto y es realista en sus expectativas, la colocación de un implante facial puede ser la elección adecuada.

Suelen emplearse para obtener un mejor balance de los rasgos de un paciente joven. Por ejemplo, una adolescente puede necesitar remodelar su nariz y adelantar un poco el mentón para que sus rasgos sean más proporcionados. En pacientes mas maduros, los implantes suelen utilizarse en conjunción con otros tratamientos. Por ejemplo, durante un lifting facial los implantes colocados sobre los pómulos contribuyen a una apariencia más juvenil. Los implantes pueden utilizarse, también, para mejorar caras que parecen tristes o cansadas.

Los problemas por implantes faciales son infrecuentes, pero es preciso informar de los posibles riesgos. En primer término, algún implante puede desplazarse ligeramente de su posición y puede ser precisa una segunda tentativa con objeto de colocarlo correctamente. Las infecciones pueden presentarse en cualquier operación; si se presentara alrededor de un implante y no se pudiera limpiar tras el tratamiento con antibióticos, podría ser necesario retirarlo temporalmente y reemplazado más tarde. Cada caso particular tiene sus riesgos que deben ser expuestos por el cirujano antes de cada procedimiento.

Planificación de la cirugía

Al plantear cada intervención es importante estar seguro de que las expectativas del paciente son bien entendidas por el cirujano, quien debe ayudarle a determinar si el tratamiento y los objetivos que propone son posibles. Para ello, puede ser de utilidad aportar fotos de gente que presente unos rasgos similares a los que desearía tener, pero recuerde que ningún tratamiento quirúrgico le hará parecerse a otra persona.

Debe estar seguro de que ha comprendido los detalles de la cirugía propuesta, incluyendo el coste y el proceso de recuperación y postoperatorio que le espera.

Si la cirugía precisa de alguna incisión en la boca, es importante que comunique al cirujano si fuma o si tiene problemas dentales o de encías. En caso de que sea así, le informará de los riesgos y del tratamiento que precisa previo a la cirugía.

Al preparar la intervención, debe estar seguro de que le acompañe alguien para llevarle a su domicilio y debe seguir escrupulosamente todas las indicaciones en cuanto a comidas y bebidas antes y después de la intervención y, también, en lo referente a la medicación que este tomando, incluyendo aspirinas y drogas. Con el objetivo de prevenir una posible infección, se le suministrarán antibióticos orales antes y después de la operación.

Dónde se realiza la cirugía

Este tipo de intervenciones se realizan en el hospital, generalmente como paciente ambulatorio. En caso de que precise estar ingresado una noche en el hospital, se lo diremos. Esta recomendación suele estar basada en sus condiciones médicas o bien en si se realiza otro procedimiento estético al mismo tiempo que los implantes faciales.

Tipos de anestesia

En algunos casos, la cirugía de implantes faciales puede requerir solo anestesia local o bien estar combinada con una sedación. Sin embargo, con mayor frecuencia, suele ser recomendable la anestesia general.

Cirugía de los pómulos o implantes malares

La cirugía de implantes malares dura entre 30 y 45 minutos. Cuando los implantes malares se realizan en conjunción con otros procedimientos cosméticos, como lifting facial, lifting frontal, o cirugía de parpados, los implantes pueden ser insertados a través de incisiones hechas con esos propósitos. En otro caso, se practica una incisión, bien por dentro del labio superior o en el parpado inferior, se diseca un bolsillo y se inserta el implante.

Tras la cirugía, se aplica un vendaje para minimizar el edema y las molestias. La severidad y duración de estos efectos puede variar, especialmente si se realiza al mismo tiempo otro procedimiento cosmético.

Recuperación tras los implantes malares

El cirujano y su equipo le darán instrucciones sobre los cuidados postoperatorios. Habrá limitaciones en la dieta así como restricciones en la actividad normal. De cualquier manera, estas instrucciones varían dependiendo de si se realiza otro procedimiento al mismo tiempo que la colocación de los implantes malares.

El edema es, a veces, importante, alcanzando su estado máximo a las 24 o 48 horas de la intervención. La hinchazón severa se baja en unos días pero, sin embargo, puede persistir un poco de edema que no permita apreciar el contorno facial final hasta algunos meses después.

Durante la fase de curación, sus actividades y dieta estarán restringidas. Su capacidad para sonreír, hablar o mover la boca estarán un poco limitadas durante algunos días o semanas tras la cirugía. Le informaremos acerca de las medidas de higiene oral y dental durante su recuperación.

Volviendo a la normalidad

Recuerde que con cualquier cirugía facial puede sentirse mejor y tener un aspecto más agradable en poco tiempo. Sin embargo, puede no ser aconsejable participar en ciertas actividades durante algunas semanas, en particular, aquellas en las que estén involucradas las zonas tratadas.

Su nueva apariencia

Es posible que no pueda apreciar su apariencia final en algunas semanas o meses. Esto es debido a que el cuerpo necesita algún tiempo para eliminar completamente la hinchazón. Tenga un poco de paciencia a la hora de evaluar su aspecto definitivo. Se sorprenderá de que la mayoría de la gente no reconocerá que lleva algún implante facial, solo se dará cuenta de que su aspecto habrá mejorado.

2 Comments to "Implantes faciales"

  • Adriana Cabrera
    17/04/2015 at 6:36 pm #

    buenas tardes!
    Tengo el mentón retraido y me gustaría ponerme una prótesis.
    Tengo 50 años, ´cuales son los riesgos?
    Aproximadamente, cuánto es el costo de dicha operación?
    Muchas gracias

    • Juan Antonio Araújo
      30/04/2015 at 9:51 pm #

      Hola Adriana. En general las prótesis de silicona para mentón son muy bien toleradas. Los riesgos son los habituales a cualquier cirugía : infección, sangrado, dehiscencia de herida, o rechazo del material implantado. Los costos dependen del tipo de anestesia, costo del implante, etc. Saludos Dr Araujo

Leave a Reply

Su dirección de correo electrónico no será publicada.